Trancan vía para exigir asfalto

Cateherin Gutiérrez

 
 

Habitantes de Villa Merú y Villa Aurora cierran la avenida Paseo Caroní durante varias horas.

 

Ciudad Guayana.- Las comunidades Villa Merú y Villa Aurora, Puerto Ordaz, cerraron la avenida Paseo Caroní con el propósito de exigir un proyecto de asfaltado.

Los residentes de estos dos sectores comenzaron la protesta aproximadamente a las 5:30 de la mañana y con pancartas demostraron su descontento por la carencia de un plan para arreglar las calles.

Jeover Maita, vecino, señaló que los habitantes de Villa Merú han esperado más de ocho años por el asfaltado, mientras que Villa Aurora durante 15 años.

Subrayó que tomaron estas medidas de protestas porque han realizado las gestiones ante las instituciones gubernamentales y estos no han respondido.

Maita recalcó que en estos años, los vecinos han exigido los proyectos en distintas oportunidades para que les acomoden el pavimento.

Elvis Ramos, residente, expresó que el asfaltado es necesario para estas comunidades porque el transporte y carros particulares se les dificulta pasar por la zona.

“Cuando hay épocas de lluvia se inunda todo de charco, a veces ni podemos entrar a nuestras casas por las malas condiciones”, aseguró.

Las vías que componen Villa Merú y Villa Aurora se encuentran deterioradas y están conformadas de tierra.

Ambos urbanismos están ubicados por la Avenida Norte Sur 1 y los sectores adyacentes están en las mismas condiciones.

La protesta obstaculizó por varias horas el tráfico que va hacia la avenida Norte Sur 1. Asimismo, no hubo paso vehicular durante este tiempo por el terminal de Puerto Ordaz y hacia la avenida Atlántico.

Los conductores tenían que tomar vías alternas, ya que los vecinos cerraron los cuatro tramos a la altura de Villa Roberto.

Los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana estuvieron custodiando la zona, mientras se mantuvo la manifestación.

Acuerdos

En medio de la protesta se acercó hasta el sitio el presidente de Transbolívar, Jesús Mata Guerra, quien conversó con los integrantes de los consejos comunales de Villa Aura y Villa Merú.

Los vecinos y los miembros de las comunas pidieron a Mata que hiciera enlaces con el gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera Pietri, para que aprobara el plan de asfaltado.

Además, uno de los representantes vecinales exigió que se estableciera desde ese mismo instante una comisión de trabajo que se encargaría de buscar soluciones.

Mata, quien escuchó atentamente a las peticiones, les prometió conformar la comisión, verificar las condiciones de las arterias, realizar un diagnóstico de la situación y hacer las gestiones con las autoridades.

Después de la conversación y de llegar a estos acuerdos, los residentes levantaron la protesta pasadas las 9:00 de la mañana.

Protestas similares

El pasado 8 de noviembre tres comunidades continuas, Villa Robert, Villa Roberto y Luces de Puerto Ordaz, también cerraron la avenida Paseo Caroní, bajando hacia el terminal de Puerto Ordaz, para exigir el asfaltado.

La protesta fue de forma similar, ya que los vecinos pedían a las autoridades poner en marcha un proyecto que incluyera mejoras en el pavimento.

En esta ocasión los habitantes de los tres sectores cerraron las vías con palos y bolsas como medida de protesta.

DESPIECE:

 

Esperan soluciones

Los residentes de Villa Aura y Villa Merú esperan que las autoridades concreten el plan de asfaltado, después de acordar establecer una comisión de trabajo.

Fotoleyenda: Tienen más de ocho años pidiendo asfalto

Crédito de foto: José Leal

 

- NOTA 2 de PÁGINA 12

Preocupados por inseguridad en las adyacencias de Guaiparo

CATEHERIN GUTIÉRREZ

Ciudad Guayana.- Los transeúntes en el Seguro de Guaiparo, San Félix, denunciaron el incremento de robos y hurtos en esta zona.

El seguro, que queda ubicado a pocos metros del Hospital Dr. Raúl Leoni por la avenida Vía Angosturita, funciona como un terminal de transporte.

Sin embargo, las familiares que salen de visitar a los pacientes del centro médico deben sufrir las consecuencias de la desidia y las carencias en este lugar.

Pedro Ramos, transeúnte, señaló que los delincuentes aprovechan que el sitio queda con pocas personas aproximadamente a las 5:00 de la tarde para cometer los delitos.

Añadió que desde las 4:00 de la tarde las unidades de transportes dejan de pasar y quienes necesitan trasladarse se les complica.

“Además de que no tenemos como movilizarnos, nos roban. Los delincuentes llegan en moto y se llevan las pertenencias de las personas”, aseguró.

En el seguro, igualmente, hay quiscos y puestos de comida rápida que laboran diariamente. Los trabajadores de estas tiendas también sufren las consecuencias.

Ramos afirmó que los dueños deben cerrar los puestos temprano por dos razones: Para conseguir transporte y con el propósito de evitar ser robados.

Los fines de semana es donde se agrava más la situación, ya que –en el caso de los domingos– los quioscos no laboran, por lo que el área queda completamente a solas.

“Los familiares de los pacientes, las enfermeras y personal del hospital deben andar con cuidado”, puntualizó.

Desconoce si los delincuentes son de los sectores continuos, tales como Guaiparo, o de otras zonas de la ciudad.

Por ello, exige a los cuerpos policiales mayor patrullaje y que incrementen la vigilancia en el Seguro de Guaiparo.

Zona comercial

En años anteriores el Seguro de Guaiparo era una zona comercial, donde los transportistas, vendedores y ciudadanos le daban vida al sitio.

Antiguamente las diversas rutas de transporte en Ciudad Guayana llegaban hasta el sitio a chequearse y a recoger los pasajeros. Además, laboraban todos los días desde la mañana hasta el anochecer.